mar. Mar 19th, 2019

¿Qué interesa más, una hipoteca a interés variable o a tipo fijo?



En los últimos meses las hipotecas a tipo fijo han manada ámbito oportuno a que sus cuotas se mantienen inalterables durante toda la vida del préstamo.















El comparador de hipotecas de Bankimia detalla que el titular no se beneficiara de las bajadas que pueda poblar el tipo de remisión en España pero siquiera le afectara el aumento de la cuantía de los pagos delante un encarecimiento del Euríbor.

De las hipotecas registradas el pasado mes de diciembre, un 6,4% se constituyeron a interés fijo (el 93,6% restante empleó un tipo de interés variable, en la gran mayoría de los casos, el Euribor), según los últimos datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A espléndido plazo, las hipotecas a tipo fijo pueden resultar poco más caras oportuno a que sus intereses parten en la contemporaneidad del 3,50% y en algunos casos superan el 8,00%. Mientras, el Euríbor se encuentra en el nivel más bajo de su historia tras cerrar febrero al 0,255% y el diferencial medio hipotecario, según la calculadora de índices de Bankimia, se situó ese mismo mes al 2,062%.

Así, las cuotas de una hipoteca media, que en diciembre de 2014, según el INE, era de 104.950 euros a liquidar en 21 abriles, a un tipo fijo del 3,90% serían, durante todo el plazo de devolución, de 611 euros mensuales.

En el caso de una hipoteca a interés variable, con el Euríbor y el diferencial medio presente, los pagos serían de 562 euros al mes. Pero si el tipo de remisión se encareciera hasta el 1,5%, las mensualidades de esta misma hipoteca pasarían a ser de 592 euros. Y si llegara al 2%, de 620 euros al mes.

Diferencias más allá de las cuotas

A parte de la invariabilidad de las cuotas, otra de las diferencias con las hipotecas a interés variable es el plazo de amortización. Si, asiduamente, las que aplican un tipo variable, el tiempo se alarga en la contemporaneidad hasta los 30 abriles, puntualmente a los 35 y 40 abriles, en las hipotecas a tipo fijo lo más habitual es que no superen los 20 abriles. Con todo, de un tiempo a esta parte los plazos se han alargado.

Sería el caso de la Hipoteca a tipo fijo de Banco Sabadell, con un interés que varía en función del plazo de amortización. A 15 abriles, el interés es del 3,50%; entre 15 y 20 abriles, del 3,70%; entre 20 y 25 abriles, del 3,90%, y si llega hasta los 30, del 3,95%.

Asimismo hay diferencias en el porcentaje de financiación. Así, si una hipoteca a interés variable asiduamente ofrece hasta el 80% del valencia de tasación o compraventa del inmueble, puede darse el caso que en una a tipo fijo éste descienda hasta el 60 ó 70%, como en la Hipoteca Tipo Fijo de Bankoa, al 3,00%. Monopolio para la importación de una primera vivienda, financia hasta el 65% del valencia de tasación del mismo.

En los aspectos en que uno y otro tipos de hipotecas no difieren mucho es en la vinculación que requiere la entidad para ofrecer un mejor interés y en las comisiones. Así, en el primer punto, los más habituales suelen ser domiciliar la sueldo y contratar un seguro de vida y otro de hogar.

De forma singular, algún porción puede solicitar adicionalmente suscribir un seguro de protección de pagos o cualquier otro producto. Las comisiones pueden ser añadidas. Las más habituales son las de transigencia, que suele ir del 0,10% al 1%, y la de amortización o rescisión anticipada.

Bankimia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *