mar. Mar 19th, 2019

KPMG cree que la banca española “sale reforzada” de los test de estrés | Compañías


Test de estrés



Sede de la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

Los buenos resultados obtenidos en los test de estrés realizados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) han permitido a la banca española salir “reforzada, mostrando de modo agregada un extremo de resistor considerable y unos resultados mejores a los del gimnasia del pasado 2016”, afirma Francisco Uría, socio responsable del Sector Financiero de KPMG en España y en la región de EMA, en un comunicado. 

Las cuatro entidades españolas aprobaron con holgura los test de estrés, como pronosticaba el mercado. En el marco contrario planteado por la EBA, que resultaba “penalizador por su maniquí de negocio y el peso que tienen en su comprobación determinadas carteras”, Santander logra en el marco contrario un 9,2%; BBVA 8,8%; CaixaBank, 9,11%, y Sabadell, un 7,58%. “Tradicionalmente, los bancos españoles presentan en este tipo de ejercicios unos niveles de haber de partida menores que sus entidades comparables europeas y al mismo tiempo, unos niveles de provisiones, rentabilidad y resistor superiores”, subraya Uría.

A pesar de que las cuatro entidades analizadas partían de una situación media de haber inferior al de los bancos de la UE, han rematado una nota cercana a la media europea por “su longevo resistor frente a escenarios adversos”. Esto se debe a “un mejor comportamiento de la rentabilidad antiguamente de deterioros, , capaz de duplicar la media europea en el gimnasia y de absorber unos deterioros de sus activos superiores al de la media europea”, explican desde KPMG España.

Uría ha señalado, adicionalmente, que la “tarea irresoluto” de la banca española es aproximarse a los niveles medios de CET1 –capital de máxima calidad– de sus competidores europeos. Para acercarse a este objetivo, considera que deberá hacer “un esfuerzo” durante el próximo 2019.

KPMG analiza igualmente el resultado obtenido por los bancos alemanes y británicos, que sufren las mayores caídas promedio de los índices CET1 “correcto a su situación macroeconómica”. En el caso sajón, las entidades se han trillado afectadas por sus elevadas exposiciones crediticias, mientras que el resultado de los bancos alemanes se debe a “los bajos niveles generales de rentabilidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *