vie. Feb 22nd, 2019

Iberdrola vende 800 millones en bonos verdes perpetuos con demanda coloso | Mercados



Iberdrola sale por primera vez al mercado de deuda en 2019 con toda la artillería. Se proponía emitir 500 millones de euros en deuda híbrida, que computa al 50% como haber y es eterna, pero la demanda, que ha rozado los 5.000 millones de euros (más de seis veces el valor finalmente colocado), ha permitido elevar el valor final a 800 millones y apearse el precio desde el 3,75% propuesto inicialmente al 3,25%. 

Crédit Agricole, JP Morgan, coordinadores de la emanación, escoltados por Barclays, BBVA, Commerzbank, Credi Suisse, ING, Mitsubishi UFJ Financial Group (MUFG), Natixis y Santander han cubierto el compendio en minutos. Han comprado más de 400 inversores de 30 países. Los bonos no tienen vencimiento, pero Iberdrola se guardaspaldas una opción de adquisición (call, en la germanía), que podrá ejecutar en febrero de 2025. Los bonos cotizarán en Luxemburgo. 

“Con esta nueva emanación, Iberdrola consigue completar el valor de bonos híbridos a emitir al que se comprometió en la última modernización de sus Perspectivas Estratégicas 2018-2022, presentadas en febrero de 2018 en Londres”, señala la compañía en una nota. El liga fue el longevo emisor verde mundial de empresas durante los ejercicios 2016 y 2017 y actualmente el pasivo del liga que cuenta con formato verde es cercano a los 10.000 millones de euros.

Adicionalmente, Iberdrola realizó con un sindicato de bancos a comienzos de 2018 una reconfiguración de varias líneas de crédito, por valor de 5.300 millones de euros, en la que el beneficio quedaba supeditado, entre otros, a la transformación de la compañía en varios criterios en el interior del ámbito de la sostenibilidad.

El tipo fijado se pagará hasta la aniversario de la primera opción de adquisición, y a posteriori abonará el midswap a cinco primaveras en euros (el tipo de interés desenvuelto de aventura a ese plazo), que está ahora en el entorno del 0,15%, más diferenciales adicionales a medida que vaya pasando el tiempo. A partir de febrero de 2030, 0,25 puntos porcentuales más, y  desde el mismo mes de 2045, 0,75 adicionales.

En los planes de Iberdrola está emitir al menos dos bonos cada año hasta 2022, según fuentes financieras.  Ya tiene más de 40 emisiones en seis mercados distintos al europeo. Los bonos en este postrero mercado suponen aproximadamente el 40% de su financiación total. 

Los fondos obtenidos de la financiación verde deben ser destinados específicamente para la financiación  de proyectos ecológicos, que sean sostenibles y socialmente responsables en áreas como la energía renovable, la eficiencia energética, el transporte expedito o la encargo responsable de residuos.

Iberdrola lanzó su primera emanación en el mercado castellano de duda híbrida verde en 2017 con un cupón del 1.875%.En su plan táctico hasta 2022, Iberdrola explica que la “principal fuente de financiación será el holding, con el 55% del total, pero las filiales de Estados Unidos y Brasil accederán igualmente a los mercados financieros Brasil tendrán comunicación a de financiación igualmente, con un 17% y un 28% respectivamente. Su objetivo es abastecer la vida media de la deuda en el entorno de los seis primaveras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *