mar. Mar 19th, 2019

El consejo de Dia encarga a Uría su defensa en presencia de la opa de Fridman | Compañías



La lucha reglamentario por el control de Dia está siendo encarnizada. Cada interpretación de la reglamento sobre opas y de la Ley de Sociedades de Hacienda es crucial. Así, el consejo de la compañía ha encargado a Uría Menéndez, que ya trabajaba para Dia, que refuerce el ejército de asesores con los que luchan contra la opa de Letterone. Luchan de la mano de Clifford Chance y contra otro mesa castellano de relumbrón, Pérez-Llorca.

El socio director de la división de retail de Letterone, Stephan DuCharme, explicó a CincoDías que la compañía no tiene por qué solicitar el concurso en caso de que la propuesta del consejo para recapitalizar la empresa, que pivota sobre una ampliación de hacienda por 600 millones, fracase. Si el punto incluido por Fridman, que garantiza una ampliación de hacienda por 500 millones de euros tras la opa, recibe el trillado bueno de la mayoría de los asistentes tendrán, según explicó, dos meses para ejecutar esa inyección de fondos. Y una vez concluido ese plazo, abrió la puerta al preconcurso por un mayor de cuatro meses. Fuentes conocedoras de la situación señalan que ese plazo es virtualmente inasequible. “En el mejor de los casos, se podrá ampliar por le mayor de un mes”, señalan.

Letterone, de conseguir el sí de la sociedad a su propuesta, tratará de impedir que el consejo inste al concurso inmediatamente tras el cónclave, como ha amenazado. Podrá argumentar que los accionistas ya han legado el trillado bueno a una ampliación de hacienda, la suya, aunque solo llegará tras la opa. Es en el caso de que el trillado bueno de la CNMV a la opa se dilate más allá de esos dos meses (el 20 de mayo), cuando tratarán de evitar la disolución de la sociedad durante cuatro meses más, hasta septiembre.

Un caso separado es el de los bancos. Las 12 entidades acreedoras de Dia pactaron el 31 de diciembre una refinanciación de 900 millones hasta el 31 de mayo y condicionada a que los accionistas aprobasen la ampliación propuesta por el consejo.

Tras la sociedad podrán solicitar al judicatura el concurso de acreedores, convertir su deuda en acciones y diluir al mayor la décimo de Fridman, tal y como han amenazado los bancos y publicó CincoDías. Todavía los propietarios de los 300 millones en bonos podrán solicitar su parte del pastel, en caso de que no se atienda el vencimiento de julio.

El despacho presidido por Luis de Carlo toma, de esta forma, un peso importante internamente del ejército de asesores que ha contratado Dia desde el pasado mes de octubre. Un portavoz del mesa de abogados ha declinado hacer comentarios sobre esta información.

Entre ellos se encuentran una variedad de consultores financieros, legales, contables e incluso de organización de negocio. Empezando por Morgan Stanley, el mesa de inversión que garantiza la ampliación de hacienda de 600 millones defendida por el consejo, siguiendo por Roths­child y Houlihan Lockey como apoyos en el ámbito financiero, y sumando a PwC, a la que ha mandatado asimismo la búsqueda de comprador para cerca de 300 tiendas.

De las llamadas big four de la consultoría, Dia trabaja con tres. A PwC se suman KPMG y EY, que este año se incorpora como coauditor y que ha llevado a lado el mensaje forense que ha destapado irregularidades en la diligencia de la compañía, tal y como adelantó este diario.
En lo relativo a la definición del plan de negocio de Dia, el consejo recurrió hace un año a Boston Consulting Group (BCG), que se ha mantenido en la elaboración de dicha organización hasta su lectura definitiva, presentada a principios de febrero.

Siquiera faltan bufetes de abogados en este ramillete de asesores. Adicionalmente de Uría Menéndez, con el que ha colaborado en los últimos meses, Dia ha venido trabajando con Clifford Chance y asimismo ha contratado a Garrigues para negociar el ERE con los representantes de los trabajadores.

Los pagos a este ejército de asesores ya ha tenido su correlato en las cuentas. En las de 2018, la empresa declaraba un desembolso extraordinario de 18,2 millones por el estiércol de servicios especiales de consultoría. KPMG se embolsó 741.000 euros como auditor, un 131% más.

Comienza la tramitación
en la CNMV

Admisión. El cronómetro ha empezado a contar para Letterone. El viernes, la CNMV admitió a trámite la propuesta de opa presentada por el primer capitalista de Dia, anunciada el pasado 5 de febrero y que ofrece 0,67 euros por hecho. El aval que cubre el precio por el 71% del hacienda al que se dirige –el restante 29% está en poder del fondo– ya quedó depositado esta semana, con el mesa UBS como avalista. Desde ahora se abre un plazo de 20 días en el que el supervisor que preside Sebastián Albella puede dar su trillado bueno a la propuesta, si admisiblemente el periodo de aprobación suele ser superior, el reiniciarse el plazo cada vez que la CNMV solicita más información al oferente.

Presteza. Así, el trámite podría alargarse días, semanas o incluso meses, aunque desde Letterone esperan tener el trillado bueno del regulador lo antiguamente posible. Así lo manifestaba su portavoz, Stephan DuCharme, esta semana a CincoDías: “Me encantaría que todo se solucionase mañana, pero la CNMV tiene que hacer su trabajo. No creo que lleve meses. El regulador entiende la emergencia del asunto,y estamos muy impresionados con su profesionalidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *